Saltar al contenido
CasetaDeMadera.net

Las Mejores Casetas de Madera para Jardín

¿Así que decidiste por adquirir una casera de madera para jardín, pero no sabes cuál elegir? ¡Descuida! Aquí descubrirás todo lo relacionado con estas construcciones, desde características, tamaños y acabados hasta el mejor tipo de madera, incluso las razones por las cuales debes adquirir una caseta para tu jardín.

 Aquí te dejamos con la información más útil y esencial relacionada a las mejores casetas de madera para jardín. Así sabrás como elegir la mejor caseta para ti de acuerdo a tus necesidades. Sigue leyendo para descubrir por qué este tipo de construcciones son lo mejor para ti y tu jardín.

Características de las casetas de madera para jardines exteriores

Las casetas son estructuras muy diversas y sirven a distintos tipos de necesidad según su material de fabricación. En el caso de las casetas de madera nos referimos a las más estéticas, pero también a aquellas que mantenimiento requieren.  Esto hará que inviertas más tiempo en tu jardín, por lo que no será un verdadero problema si este pasatiempo es de tu gusto.

 Además de poder servir como armario para las herramientas o mobiliario del patio, incluso para guardar la leña de las chimeneas. También son ideales para albergar una pequeña habitación de invitados o como un sitio de reunión familiar, sobre todo para los más chicos.

Estas casetas son construcciones muy versátiles. Y es por esta misma característica lo que las hacen tan útiles para tenerlas en jardines exteriores, sea cual sea el uso que le quieran dar.

La mejor madera para una caseta de jardín

Al buscar en el mercado las maderas destinadas a las casetas de jardín, las maderas más predominantes son el pino y el abeto, normalmente tratados en autoclave. Aun así, es relativamente común encontrarlas completamente al natural. De todas formas, son maderas que sirven como opciones económicas, sin dejar de ser resistentes y duraderas, con estilo.

En cuanto al techo de las casetas, se puede seguirse utilizando madera como material predilecto. Pero es más común encontrar techos de MDF, el cual es tratado para ser hidrófugo, es decir, que repele el agua, para que encima pueda ser colocado el método de impermeabilizado de tu preferencia.

Y para los suelos la cosa suele un poco distinta. Ya que una caseta de madera en el jardín puede servir para más que un cobertizo, es común encontrarla en todo tipo de opciones para suelos: desde que no tienen piso en lo absoluto, hasta aquellos que cuentan con madera Premium y de acabados finos. Todo esto, al final, se reduce a tus necesidades y presupuesto.

Acabados y tamaños generales de las casetas de madera para jardín

Para gustos existen los colores, y lo mismo sucede con los tamaños. Una caseta para jardín puede variar mucho su tamaño, partiendo de unos minúsculos 2m cuadrados y acabando alrededor de los 10m cuadrados. El tamaño más buscando suele ser un término medio, alrededor de los 5 o 6m cuadrados. Esto depende de los gustos y las necesidades.

El espacio que abarque la caseta debe ser más que suficiente para poder guardar todas tus herramientas y/o mobiliario, e incluso uno que otro traste que no puedas dejar a la intemperie a su riesgo. Si lo que necesitas es una habitación anexa a tu casa unos 4m cuadrados o 6m cuadrados serán suficientes para cubrir las necesidades básicas del habitante.

Los acabados para una caseta dependen también de esto (los gustos del constructor), pero usualmente podrás encontrarlas con un estilo sencillo y discreto de puerta doble y además una o dos ventanas pequeñas para ventilar y dar iluminación. Además, dependiendo del gusto personal, puedes optar por un techo tipo choza o completamente plano.

Incluso la elección del material influye, pues en el caso de la madera le da un aspecto más rustico a tu jardín, pero con la sofisticación adecuada al disfrutar de la estética natural de la madera.

¿Cómo es el montaje de una caseta de madera para jardín? 

El montaje de una caseta es, sin lugar a dudas, bastante sencillo. Estas normalmente se suelen vender en un “kit” específico, por lo que todas las vigas, travesaños, tablas y vigas vendrán ya con la medida y los ajustes necesarios para simplemente colocarlos donde van: tal cual mobiliario de Ikea.

No obstante, como cada quien tiene un uso distinto para su caseta, es probable que quieras optar por un soporte en el suelo, como una placa de hormigón. Aquí sí puede que tengas un poco de problemas si no tienes conocimientos de albañilería, pero nada del otro mundo.

Siempre recuerda que el montaje de una caseta debe hacer al pie de la letra de su manual de instrucciones, esto para evitar inconvenientes o incluso el derrumbe de la estructura.

Es probable que necesites también martillo, clavos, tornillos y destornilladores o un taladro. Lo usual para las casetas es que se te incluya en el kit una calza para saber en qué punto exacto va cada cosa. En resumen, saber usar un taladro y un martillo es todo lo que te hace falta para poder montar tu propia caseta de madera.

Motivos para comprar una caseta para jardín

Tus motivos para querer una caseta de jardín pueden variar enormemente. Quizá eres un aficionado al bricolaje y tienes un montón de herramientas que arruinarían la estética del interior de tu casa.

Incluso es posible que seas un carpintero o un electricista y necesites un taller alejado de tu habitación para poder hacer tus arduos trabajos manuales. O tal vez solo podrías querer guardar el mobiliario del jardín.

Además, una caseta puede funcionar como una habitación extra para tus invitados, funcionando incluso como un lugar donde pasar las tardes.

Una caseta de jardín puede servir para un gran número de propósitos en tu hogar y eso es lo que las hacen la inversión ideal para tu jardín y tu casa. Y tú ¿ya te decidiste? Ten tu propia caseta de madera para jardín y haz de éste el más genial de todo el vecindario, no te arrepentirás.

Casetas para jardín fabricadas en otros materiales